Introducción al reaseguro de daños

I. INTRODUCCIÓN

Necesidad del seguro

El seguro es una operación por la cual una parte, el asegurado, mediante una remuneración, la prima, se hace prometer para sí mismo o para un tercero, en caso de la realización de un riesgo, una prestación por otra parte, el asegurador, quien asumiendo un conjunto de riesgos los compensa conforme con las leyes de la estadística.

En su vida cotidiana, el ser humano está expuesto a infinidad de riesgos que pueden afectar a su persona o a sus bienes: enfermedades, accidentes, negligencia, naturaleza, incendio, robo, colisión, actos criminales, etc. Estos riesgos son imprevisibles. No se sabe cuándo se producirán ni la importancia de los daños que causarán.

Consciente de los peligros que corre, el hombre podrá elegir entre las siguientes alternativas la que mejor convenga a sus intereses:

el-hombre-y-el-riesgo

El problema consiste, por lo tanto, en determinar una cuota fija anual con la cual puedan compensarse, año tras año, los siniestros del grupo. La solución a este problema se encuentra en las estadísticas, aplicando los métodos del cálculo de las probabilidades.

Para que los resultados de tales predicciones tengan algún valor, es necesario que las bases de las estadísticas sean lo más amplias posible, tanto en el espacio (varios países) como en el tiempo (varios años).

Por otra parte, los riesgos tienen que ser homogéneos tanto en su calidad como en su valor.

En la práctica resulta imposible reunir un conjunto de riesgos similares en cantidad suficiente para que juegue la ley de los grandes números. Esta falta de equilibrio en una comunidad de riesgos tiene por consecuencia la inestabilidad de la tasa de siniestros.

¿De qué medios dispone una comunidad de riesgos para compensar tales fluctuaciones?

  • Compensación en el tiempo: En los años favorables, la comunidad puede acumular reservas destinadas a cubrir las pérdidas en ejercicios deficitarios. El problema principal reside en el hecho de que los siniestros pueden producirse al principio del período o también repetirse durante varios años consecutivos, es decir cuando la comunidad todavía no ha podido acumular reservas suficientes o cuando éstas ya han sido agotadas.
  • Compensación en el espacio: Aquí se obtiene una compensación por medio de la dispersión geográfica de los riesgos; en otras palabras abarcando el mayor número de países. Este sistema no es realizable por razones de orden político, jurídico y económico, y de todos modos, no ofrecería una solución sino para riesgos medianos y pequeños.
  • Compensación por diversificación: La comunidad no se especializa en un solo género de riesgos, sino que opera en una gama muy extensa de ramos: Vida, Accidentes personales, Gastos médicos, Incendio, Responsabilidad civil, Automóvil, etc.. De esta manera las fluctuaciones de las diferentes clases podrán compensarse hasta cierto grado. Incluso dentro de un mismo ramo, las diferentes categorías de riesgos ofrecen ya cierta mejora de los resultados, un equilibrio mayor: una comunidad choferes de taxis deberá esperar fluctuaciones mucho más marcadas que el grupo que engloba tanto los taxis como los vehículos privados.
  • Compensación por reducción del monto en riesgo (Suma asegurada): Tiene por finalidad reducir los importes de los riesgos a un tamaño que permita disminuir las desviaciones estadísticas a un mínimo. Entonces se podrá decir que los riesgos son más homogéneos.

¿Cómo conseguir en la práctica un conjunto de riesgos más homogéneos?

1.El coaseguro: Es el sistema mediante el cual una compañía de seguros comparte con otra (o varias) la responsabilidad directa de un riesgo ante el asegurado, quedando la misma limitada a la parte que suscribe en la póliza emitida a este efecto.

 Este sistema es utilizado ante todo para la cobertura de grandes riesgos industriales, con ventajas evidentes. No puede ser empleado, sin embargo, en la suscripción de millares de riesgos medianos y pequeños, ya que desde el punto de vista administrativo resultaría costoso.

el-coaseguro-entre-companias

  1. El reaseguro: Es sin duda alguna el medio más adecuado para llegar a la compensación de los riesgos en el tiempo, en el espacio y por reducción de sus importes. El asegurador (la comunidad) se descarga de aquella parte de los riesgos que supera sus posibilidades financieras y causa desequilibrio en la cartera. Así conserva una flexibilidad grande en la suscripción, lo que permite dar un buen servicio al público y motivar a su cuerpo de venta.

reaseguro

Función del reaseguro

Al absorber los choques particularmente pronunciados que afectan a las compañías de seguros, ya se trate de siniestros grandes o de una serie inesperada de siniestros medianos y pequeños, el reasegurador protege:

  • A los asegurados: Contra las fluctuaciones bruscas en el costo de la cobertura (prima); estas variaciones podrán así ser repartidas sobre varios años.
  • A los accionistas de la compañía: Contra la posible pérdida (o por lo menos una merma importante) del capital social; visto bajo otra perspectiva, el reaseguro garantiza un rendimiento estable, posiblemente creciente, de las acciones.
  • A los contribuyentes: Cuando la entidad reasegurada pertenece al Estado.
  • A las finanzas estatales: Garantizando cierta estabilidad en el pago de impuestos por las compañías de seguros.
  • A los empleados y agentes de las compañías de seguros: contra la pérdida de sus puestos de trabajo y de sus beneficios sociales.

partes-que-intervienen-en-la-gestion-del-seguro

Podemos ver entonces que el reaseguro encuentra su principal fundamento en los mismos principios del Seguro, es decir: el Cálculo de probabilidades, la Ley de los grandes números y en la Diversificación y dispersión de los riesgos.

Con base a lo antes descrito, el Reaseguro surge como una necesidad para ayudar a la división o distribución de los riesgos, limitando su retención la aseguradora a una cantidad determinada, de acuerdo con la calidad, ubicación y límite del riesgo y con arreglo a sus posibilidades financieras. Es lógico entonces afirmar que mientras más capital y reservas tenga una aseguradora, mayor será su capacidad de retención en un solo riesgo.

La Retención técnica es el importe que la compañía puede y quiere poner en juego, por cuenta propia, en la suscripción de cada negocio o de un conjunto de riesgos. Se puede definir también como la suma máxima que la compañía está dispuesta a pagar en cualquier siniestro que afecte a una póliza, a un riesgo o a un grupo de riesgos.

A continuación se muestran algunas precisiones sobre los elementos principales de la definición anterior:

  • Retención:  Los siguientes términos se emplean también: pleno, participación de la cedente, franquicia, etc., según la forma de reaseguro y el mercado.

  • Importe:  Puede expresarse en un porcentaje o en una cantidad determinada de suma asegurada por riesgo o en una cantidad determinada de siniestro.

  • Puede poner en juego:  Las posibilidades de la compañía son limitadas por sus medios financieros y por las características de su cartera. Muchas veces existen también disposiciones legales que fijan la retención máxima, globalmente en cada ramo. A este tipo de retención se le denomina Retención legal.
  • Quiere poner en juego:  Esto quiere decir que el seguro es todavía una cosa muy aleatoria y que, a pesar de ciertas reglas que se basan en la experiencia, el elemento especulativo no ha desaparecido. La fijación de retenciones máximas será pues, en primer lugar, objeto de una decisión de más alto nivel.

  • En la suscripción:  El importe de la retención, por riesgo o por siniestro, deberá ser conocido en ocasión de la suscripción, es decir, antes que el asegurador se hubiese comprometido hacia su futuro asegurado.

  • Cada negocio:  Es importante que los departamentos de la compañía tengan instrucciones precisas no solamente en cuanto a las retenciones máximas, sino también respecto a su escalonamiento en función de la calidad del negocio suscrito.

  • Conjunto de riesgos: Con este término se alude a las acumulaciones que en numerosos ramos pueden producirse: mercancías a bordo de un barco, pasajeros de un avión, conjunto de edificios en una manzana, etc. Cabe mencionar también la posibilidad de siniestros catastróficos.

Determinación de la retención por riesgo:

¿Cómo determinar la retención máxima por ramo? Hay cierto número de fórmulas matemáticas a este respecto que, sin embargo, han quedado reservadas al uso de los teóricos. En la práctica, las decisiones de las compañías son determinadas por el sentido común. Se sabe que debe existir alguna relación entre la retención máxima y:

  • El capital pagado, las reservas de capital y las reservas libres de la compañía. Entre los indicadores a evaluar para medir la fortaleza técnica y financiera de la compañía están: Límite de endeudamiento (menor o igual a 3), Límite de retención (como máximo 3) y el Margen de solvencia (mayor o igual a 2.5); por otro lado, las reservas para riesgos catastróficos y de contingencia no son pasivos exigibles y por tanto forman parte del patrimonio de la compañía, lo que significa que si éstas son suficientes podrán servir de respaldo para retener mayores riesgos. No obstante, en la práctica no suele sumarse estas reservas al capital, con el único objetivo de adoptar una actitud conservadora en la retención de riesgos.
  • El importe de las inversiones líquidas (caja, bancos, acciones fácilmente realizables, etc.), que permitan a la empresa pagar sin demora los siniestros por cuenta propia. La fortaleza de este activo se evalúa con el indicador Calce de las inversiones, el que debe ser como mínimo 112%, por ejemplo.

  • La estructura de las sumas aseguradas de la cartera, y

  • El volumen de primas en cada ramo, que permita absorber las fluctuaciones de la siniestralidad.

Para determinar los importes de retención máxima por riesgo asegurado en cada ramo, debemos basarnos principalmente en nuestra capacidad financiera, tomando en cuenta la relación existente entre la retención máxima, el capital pagado y las reservas de capital. A continuación un ejemplo de cálculo:

formulas-retencion-1

formulas-retencion-2

Determinación de la retención por evento:

Luego de fijar la retención por riesgo o siniestro, la compañía deberá tomar una decisión respecto a la conservación por evento catastrófico. Se tendrá en cuenta el hecho de que las catástrofes no se producen con frecuencia y de que los intervalos bastante largos deberían permitir a las compañías acumular reservas especiales de previsión (contingencia). En algunos países, las autoridades de supervisión incluso exigen que una parte importante de las primas relativas a riesgos catastróficos sea apartada cada año e invertida en valores que no pueden ser afectados por la misma catástrofe. La retención por evento dependerá pues del importe de las reservas especiales acumuladas a este efecto, teniendo en cuenta también la circunstancia de que la compañía podría recurrir a ciertas reservas de capital. Por lo tanto, la retención por evento podría fijarse en un múltiplo de la retención por riesgo o siniestro individual.

esquema-retencion-por-riesgo

II. ASPECTOS TÉCNICOS

Definición

El reaseguro se puede definir de una forma muy sencilla: “Transferencia de riesgo de una entidad aseguradora que lo cede a una entidad reaseguradora que lo toma”.

También se puede definir como un contrato en el cual el reasegurador toma a su cargo los riesgos de una aseguradora de una manera autónoma e independiente, recibiendo la parte alícuota de las primas correspondientes a los riesgos asumidos. O bien cubre a la aseguradora resarciéndole, en su caso, por las desviaciones de la siniestralidad esperada cobrándose una prima convenida a la celebración del contrato.

Clasificación técnica

En la industria aseguradora, al hablar del contrato de reaseguro se entiende que se refiere al Contrato automático para diferenciarlo del Reaseguro facultativo.

clasificacion-tecnica-del-reaseguro

III. REASEGURO PROPORCIONAL

Características

Los sistemas de reaseguro proporcional tienen como característica fundamental la repartición de suma asegurada, prima y siniestros entre cedente y reasegurador según un porcentaje uniforme, convenido de antemano.

Bajo este sistema la compañía cedente se compromete o tiene la facultad de ceder, y el reasegurador se obliga a aceptar un porcentaje determinado sobre todos los riesgos que se cedan al contrato automático en cuestión.

ejemplo-reaseguro-proporcional-1

Formulación de un contrato automático

Para formular un contrato de reaseguro automático es indispensable reunir una serie de requisitos técnicos, entre los que destacan:

  • Debe existir un volumen de riesgos similares, con el objeto de que la cifra de primas represente un monto similar al límite máximo de responsabilidad del contrato.

  • La empresa aseguradora debe contar con una experiencia de su cartera.

  • Las cesiones se efectúan bajo términos y condiciones originales, siguiendo el reasegurado en todo momento la suerte de la cedente.

Como se indicaba en el primer requisito técnico para formular un contrato de reaseguro automático, es fundamental que exista una relación entre el alimento de primas esperadas para un ejercicio y el límite máximo de responsabilidad por riesgo, mejor conocido como “Equilibrio”.

En la jerga del reaseguro, “Equilibrio se define como la relación que existe entre el límite máximo de responsabilidad por riesgo de un contrato y el alimento de primas esperadas para un ejercicio de ese contrato.

ejemplo-de-equilibrio

Desde el punto de vista técnico, los tipos de contratos proporcionales son:

  • Cuota parte (o de Participación)
  • Excedente
  • Facultativo obligatorio

Cuota Parte

nomenclatura-cuota-parte

Características fundamentales

En este contrato la cedente se compromete a ceder y el reasegurador a aceptar una participación en los riesgos cedidos al contrato.

La cedente establece para su participación (retención), un porcentaje fijo sobre todas las pólizas que suscriba y canalice bajo dicho contrato Cuota Parte, así como el límite máximo de responsabilidad por riesgo del contrato.

ejemplo-1-cp

ejemplo-1-1-cp

Como se puede notar en este ejercicio, la cantidad en los riesgos que la cedente retenga por su propia cuenta, se incluye dentro del mismo contrato (Contrato de Participación).

Los contratos Cuota Parte son recomendables cuando:

  • La cartera de la cedente está apenas desarrollándose y su capacidad de retención es pequeña.
  • La cedente entra a una nueva clase de negocios o a un territorio nuevo (desconocido en sus prácticas y experiencia).
  • El ramo permite establecer una homogeneidad, bien sea por la clase de riesgos y/o por las sumas aseguradas.
  • Cuando las carteras son bastante pequeñas aunque las sumas aseguradas no sean homogéneas.

Ventajas y desventajas de los contratos Cuota Parte

Ventajas:

-El reasegurador comparte totalmente los resultados con la cedente y viceversa.

-La administración es sumamente simple.

-Resulta fácil estimar las consecuencias de un aumento o una disminución en la retención de la cedente.

Desventajas:

-Es un método antiselectivo, ya que la cedente no tiene la posibilidad de variar su retención dependiendo de la calidad de los riesgos.

-La cedente transfiere tal vez una porción demasiado grande de su ingreso de primas.

-El límite de responsabilidad que se puede manejar es considerablemente más pequeño que en un sistema de excedentes.

ejemplo-2-cp

ejemplo-2-1-cp

Nota:   Para calcular el porcentaje que le corresponde al C.P. se divide el Límite de Responsabilidad de dicho contrato entre la suma asegurada promedio.

Excedentes

nomenclatura-excedentes

Características fundamentales

Para este contrato la cedente se compromete a ceder y el reasegurador a aceptar una participación en todos los excedentes que se le produzcan a la primera, después de fijar su pleno o línea de retención, en base a la calidad de cada riesgo. Además, la cedente se reserva la libertad de retener la cantidad que guste en cada riesgo, cediendo el resto (excedente) a través del contrato.

En la actualidad este es el contrato más utilizado y se considera como el más perfecto desde el punto de vista técnico.

Se caracteriza porque en él se establecen dos límites:

  • El límite máximo de responsabilidad por riesgo del contrato.
  • El límite máximo de plenos de retención que la cedente podrá canalizar al tratado.

Con la estructuración que presentan los contratos de excedentes se permite fijar un sistema de autoprotección, pues la cedente sólo puede ceder al contrato como máximo en un mismo riesgo la cantidad que resulte de multiplicar el valor de su retención (sin exceder de lo pactado en el contrato), por el número de líneas o plenos de retención (también pactados).

ejemplo-1-exc

ejemplo-1-1-exc

Ventajas y desventajas de los contratos Excedentes

Ventajas:

-Permite a la cedente variar su retención dependiendo de las características de cada riesgo.

-En comparación con el Cuota Parte, la compañía absorbe una mayor proporción de primas a retención.

-La cedente conoce y controla mejor su cartera.

-Puede optimizar el límite de su retención homogeneizando los riesgos que absorbe por su propia cuenta.

Desventajas:

-El determinar la retención en cada riesgo es una labor que requiere habilidad y consume bastante tiempo, por lo que su administración puede resultar costosa.

-Los resultados del contrato de excedentes pueden ser muy diferentes a los resultados netos de la cedente, especialmente cuando aquél está desequilibrado.

-Cuando el límite opera bajo la base de “pérdida máxima probable”, se requiere de la inspección de riesgos por profesionales especializados.

ejemplo-2-exc

ejemplo-2-1-exc

Facultativo Obligatorio

nomenclatura-fac

Características fundamentales

  • Mediante este convenio la compañía tiene la facultad de ceder y el reasegurador se obliga a aceptar todos aquellos riesgos cuyas características se apeguen a las condiciones del contrato.

  • Debido a que tiene aspectos de reaseguro facultativo y automático es considerado como un contrato mixto.

  • Este tipo de contratos generalmente es utilizado para ser alimentado por los excedentes que se le producen a la cedente, después de haber llenado todos los contratos de reaseguro con que cuenta.

  • Como en el caso del contrato de Excedentes, el Facultativo Obligatorio se alimenta en base a múltiplos de la retención de la cedente.

ejemplo-1-fac

ejemplo-2-fac

ejemplo-2-1-facejemplo-2-2-fac

ejemplo-2-3-facejemplo-2-4-fac

IV. REASEGURO NO PROPORCIONAL

Características

Los sistemas de reaseguro automático no proporcional, en términos generales, se caracterizan por establecer una repartición de las responsabilidades entre la cedente y el reasegurador con base al siniestro.

El propósito de estos contratos es reducir la pérdida a cargo de la retención neta de una cedente o de los reaseguradores de un contrato automático proporcional, cuando dicha pérdida excede un monto determinado.

Características fundamentales:

  • El reasegurador no participa proporcionalmente de la prima, eventuales siniestros ni de la suma asegurada.

  • La cedente se compromete a pagar todos los siniestros hasta una cantidad acordada previamente (prioridad o deducible).

  • El monto de cualquier siniestro que excédala prioridad es asumida por los reaseguradores, hasta un límite máximo (cobertura o límite de responsabilidad).
  • Las pérdidas por debajo del límite inferior (prioridad) y por encima del superior (cobertura) corren a cargo de la cedente.

  • No se da el equilibrio proporcional entre derecho y obligaciones, tanto de la cedente como del reasegurador.

  • Existe una importante reducción en los costos de administración.

  • No hay manejo de cuentas trimestrales.

  • El costo del reaseguro es un factor determinado de antemano que permite a la cedente establecer un presupuesto.

  • El costo del reaseguro puede variar sustancialmente de un año a otro de acuerdo con la evolución de la siniestralidad.

diferencias-entre-p-y-np

diferencias-entre-p-y-np-1-1

diferencias-entre-p-y-np-1-2

De acuerdo a su clasificación técnica, el reaseguro automático no proporcional se divide en:

  • Exceso de pérdida (Catastrófico o por riesgo)
  • Stop Loss

EXCESO DE PÉRDIDA (XL):

Es una protección que se caracteriza por limitar la pérdida en un monto determinado por la ocurrencia de un siniestro o serie de siniestros provenientes de un mismo evento o causa (por riesgo o catastrófico).

STOP LOSS (SL):

Es una protección que se caracteriza por limitar o detener la pérdida a la cuenta neta del reasegurado, por su gestión en un período determinado.

Elementos que componen una estructura no proporcional

Prioridad o deducible:

Primera cantidad que la protegida asume en caso de pérdidas derivadas de un siniestro o serie de siniestros en un evento.

Cobertura o límite de responsabilidad:

Protección comprada (es el monto de cualquier siniestro o serie de siniestros que excedan la prioridad, hasta un límite contratado).

Estructura:

Generalmente la protección comprada se divide en capas (Layers), las cuales son afectadas una después de la otra, en la medida en que se requiera.

ejemplo-de-estructura-xl

caracteristicas-de-contratacion

caracteristicas-de-contratacion-1-1

caracteristicas-de-contratacion-1-2

caracteristicas-de-contratacion-1-3

reinstalacion-1

reinstalacion-2

caracteristicas-de-contratacion-1-4

ajuste-de-prima-1

ajuste-de-prima-1-1

caracteristicas-de-contratacion-1-5

EXCESO DE PÉRDIDA OPERATIVO O WORKING COVER (XL WC)

El reaseguro de exceso de pérdida por riesgo permite al reasegurado la suscripción de una mayor retención neta en relación a su capital y reservas. Sin embargo, es importante subrayar que no es un buen substituto del reaseguro proporcional, porque no se puede obtener reinstalaciones ilimitadas.

Propósito:

Es limitar la pérdida máxima a la compañía protegida en riesgos individuales. Mediante este tipo de convenio, la protegida busca incrementar el volumen de primas retenidas, sin exceder de una suma asegurada como su aportación en caso de siniestro.

En esencia este tipo de contratos es de financiamiento en exceso del monto fijado como prioridad, ya que la finalidad de este convenio es hacer frente a los siniestros importantes los cuales una vez finalizado el período contratado son recuperados por el reasegurado bajo prima de ajuste, la que incluye un porcentaje (factor de recargo) pactado de antemano como compensación del gastos administrativo y del margen de utilidad derivados del contrato.

La técnica de cuota variable es la más recomendable en estas coberturas, pues es un elemento de protección tanto para el reasegurador como para el protegido.

Definición de riesgo para un exceso de pérdida operativo

“Riesgo” en un perfil de cartera debe ser lo mismo que “Riesgo” al momento del siniestro.

Un riesgo es un edificio o conjunto de edificios que forman un área la cual por incendio o explosión no se extendería a afectar otra propiedad.

Ejemplos donde riesgo no es lo mismo que póliza:

-Si existen pólizas separadas para edificio/contenido/pérdida consecuencia, se deben agrupar las pólizas para que sea un riesgo.

-Si existen muchos asegurados en un edificio se deben agrupar las pólizas para que sean un riesgo.

-Si existen muchas ubicaciones para una póliza se deben separar las ubicaciones para que se pueda considerar un riesgo.

 Modalidades:

Dentro de este tipo de contratos existen otras modalidades tales como:

a)Working Cover por riesgo/siniestro individual.

b)Working Cover por riesgo o evento.

¿CÓMO OPERARÍAN ESTAS MODALIDADES EN CASO DE CATÁSTROFE?

 Working Cover por riesgo/Siniestro individual

En un evento catastrófico la recuperación del contrato se hará aplicando la prioridad a cada uno de los riesgos afectados.

Working Cover por evento

En un evento catastrófico la prioridad se aplica una sola vez a la pérdida neta final del evento, pero también existe un límite de responsabilidad fijo para el reasegurados sin importar el número de riesgos que se afecten en el evento.

Existen otras modalidades como Límites por evento y en el agregado anual.

Estos límites reemplazan a las reinstalaciones y el producto de la cuota máxima normalmente representa un porciento del límite agregado anual.

working-c-1

Consideraciones:

a)Como siniestros individuales durante el año los reaseguradores sólo pagarían 800,000, es decir, el límite agregado anual.

b)Como una serie de siniestros a consecuencia del mismo evento los reaseguradores sólo pagarían 500,000, o sea, el límite por evento.

Existe otra modalidad que está teniendo mucha aceptación y que se conoce como:

 XL WORKING COVER “TENT PLAN”

Este tipo de cobertura opera por riesgo protegiendo diferentes ramos o tipos de riesgos. Normalmente no es por evento.

Ventajas:

  • Aumenta el límite de retención pero sin exceder su retención neta.

  • Permite observar y mejorar la siniestralidad a retención neta, tomando medidas de suscripción y/o aumento de tarifas y deducibles.

  • En un solo programa se cubren varios ramos y se proporciona información una vez al año.

  • La prima generalmente se mide con base en el Burning Cost multiplicado por un factor de recargo para cubrir los gastos de administración del reasegurador y limitado tanto hacia arriba como hacia abajo por porcentajes de la prima de retención del negocio protegido.

  • Frecuentemente encontramos contratos Tent Plan con una prioridad y una responsabilidad uniformes para todos los ramos cubiertos, sin embargo, en múltiples casos es recomendable fijas dentro de un mismo contrato prioridades y responsabilidades diferentes para cada uno de los ramos cubiertos, para adecuar la cobertura de reaseguro al negocio a cubrir y no a la inversa.

EXCESO DE PÉRDIDA CATASTRÓFICO (XL CAT)

En este tipo de cobertura se toma en cuenta la severidad y no la frecuencia, y la cobertura sólo puede ser afectada cuando la suma de todas las pérdidas individuales a consecuencia de un mismo evento o causa producen una pérdida neta final superior al monto establecido como prioridad.

La prioridad nunca deberá ser menor a la retención que la protegida fije en el mejor de los riesgos de la cartera objeto de la protección. El costo para el protegido es a través de una cuota fija.

 Aplicación:

  • Normalmente esta cobertura sólo se verá afectada cuando dos o más riesgos han sido dañados o destruidos como consecuencia de un sólo suceso.

  • Cuando un contrato catastrófico se ve afectado por un evento, la pérdida a cargo del reasegurador resulta tan grande que se requerirán muchos años para que pueda recuperarse.
  • El reasegurador al cotizar este tipo de contratos pretende recuperar sus gastos de administración, dejar una cantidad razonable para utilidad y crear una reserva acumulativa, que a través de los años sirva para hacer frente a las indemnizaciones que deba hacer cuando el evento se presente.

  • Es común en esta clase de contratos dejar pactada una cláusula de “Reinstalaciones de cobertura”, generalmente mediante el pago de una prima adicional por si se llegara a presentar un evento que absorba parcial o totalmente la cobertura y de esta forma la compañía protegida cuente con la protección necesaria por si se le presentara otro evento en el curso del mismo ejercicio. Se puede comprar cobertura catastrófica para Accidentes personales e Incendio, es decir, no sólo para riesgos que pueden ser afectados por la naturaleza.

STOP LOSS

Este contrato no proporcional también es conocido bajo el nombre de porcentaje de siniestralidad.

En este contrato el reasegurador se compromete a indemnizar a la cedente por la proporción de siniestralidad que excede al final de un ejercicio de un porcentaje determinado.

 El cálculo de la proporción de la siniestralidad se basa en los resultados anuales de la cedente bajo el negocio que desea proteger, comparando los siniestros ocurridos con las primas netas devengadas.

 En este tipo de contratos se establecen tres tipos de límites:

  • La prioridad (porciento de siniestralidad que soporta la cedente).
  • Cobertura relativa (porciento de siniestralidad que protege el reasegurador).
  • Cobertura absoluta (límite de responsabilidad equivalente a una cantidad determinada que el reasegurador pagará como máximo).

stop-loss

stop-loss-1-1

Este tipo de contrato se utiliza generalmente para proteger riesgos muy especiales como los del ramo Agrícola, en donde la determinación del siniestro en un solo evento sería muy complicado y su cuantificación de la pérdida se establecería hasta que se efectuara la cosecha.

Fuente:

  • Seminario de reaseguro. Reaseguradora Patria, S.A.B.
  • El reaseguro de los ramos generales. Suiza de Reaseguros.
  • Introducción al reaseguro. Fundación MAPFRE.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *