¿Qué es un Microseguro?

INTRODUCCIÓN

Las personas de bajos ingresos viven en ambientes de riesgo, son vulnerables a diversos eventos inesperados como enfermedades, accidentes, pérdida de empleo, de propiedad por robo o fuego, pérdidas en la agricultura y desastres causados tanto por la naturaleza como por el hombre. Los pobres son más vulnerables a estos tipos de riesgos que la mayoría de la población y son los que más difícilmente pueden enfrentar la crisis cuando ocurre, por lo que la pobreza y la vulnerabilidad se refuerzan entre si, cobrando fuerza en una caída en espiral hacia el abismo.

Los pobres tienen a menudo medios informales para hacerle frente a estos riesgos, por ejemplo: gastar los ahorros, vender un activo, préstamo de un amigo, familiar, banco o prestamista, reducir gastos en educación, etc., sin embargo, estos medios no le garantizan protección suficiente en la mayoría de los casos, de tal manera que antes de que la familia tenga la oportunidad de recobrarse plenamente de una crisis otra le sale al encuentro.

Con el ánimo de que las personas en situación de pobreza reduzcan su vulnerabilidad al transferir sus riesgos, y tengan incentivos para el emprendimiento, los microseguros se han venido desarrollando en diferentes países.

El microseguro es la protección de las personas de bajos ingresos contra riesgos específicos a cambio de pagos regulares de prima proporcionales a la posibilidad y costo del riesgo envuelto. Esta definición es básicamente la misma que podría utilizarse para el seguro tradicional, excepto por el mercado claramente establecido que quiere atender: personas de bajos ingresos.

El microseguro es para aquellas personas ignoradas por los principales esquemas comerciales y sociales de seguros; personas que no han tenido acceso a los productos de seguros apropiados. Las personas que trabajan en una economía informal, que no tienen acceso a seguros comerciales, ni a beneficios de protección social, provistos directamente por un patrono o por el gobierno a través de un patrono, son un foco particular para este tipo de cobertura.

El microseguro, como el seguro tradicional, implica un elemento de distribución de riesgos. Aquellos en el grupo que no sufren una pérdida durante un período particular, pagan esencialmente las pérdidas sufridas por los demás. El seguro reduce la vulnerabilidad de las familias al reemplazar la incertidumbre de la pérdida mediante el pago regular de módicas cantidades de dinero.

Hay que tener cuidado de no maximizar el efecto que tiene el seguro en el desarrollo. Por si mismo, el seguro no puede eliminar la pobreza. Sin embargo, cuando se ofrecen a los hombres y mujeres de escasos recursos otras herramientas de gestión de riesgo, el seguro de vida y salud (la muerte y la enfermedad son las principales preocupaciones entre las familias de bajos ingresos según la investigación de necesidades de mercado en varios países) para los pobres puede lograr una contribución importante a las Metas de Desarrollo del Milenio establecidas por las Naciones Unidas.

PRODUCTOS Y SERVICIOS

Los microseguros deben entenderse como el mecanismo de transferencia de riesgo mediante el cual el asegurador acepta un riesgo a favor del asegurado a cambio de una prima.

Por ejemplo, en el microseguro de salud, implica que la prima que se cobra es apropiada para los clientes de bajos ingresos. Lo que va a resultar en un severo racionamiento de beneficios para mantener la viabilidad del producto.

Cuando se habla de racionamiento de beneficios estamos hablando de productos “hechos a la medida” de las necesidades de los diferentes segmentos del mercado. Esto es importante porque los riesgos difieren por ocupación, género, edad, región y por otras características.

En su forma más simple, la fabricación implica decisiones sobre el diseño y la fijación de la prima del paquete de beneficios. Esta requiere la definición de los siguientes elementos:

1) Un específico grupo de clientes-objetivo.

2) Estimar la demanda del producto

3) La composición del paquete de beneficios

4) Definir el precio (nota técnica)

5) Los proveedores de los servicios

6) Los controles para el fraude, el riesgo moral y la selección adversa

De los anteriores comentaremos el número 4 y 6.

EL FRAUDE:

Tomando como ejemplo el seguro médico, este es propenso al fraude, a través del mundo y a todos los niveles de ingresos de los clientes. Aún en los mercados altamente sofisticados como los E.E.U.U en donde los aseguradores de salud dedican recursos substanciales a la detección y control del fraude.

El asegurador corre el riesgo del abuso del fraude de parte de:

  • El cliente, por ejemplo, obteniendo el tratamiento para personas no cubiertas por el seguro mediante la suplantación de persona.
  • El proveedor del servicio médico, que pudo, por ejemplo, someter reclamaciones falsas o inflar las genuinas reclamando medicamentos más caros que los realmente recetados.
  • Los administradores del esquema, incluyendo al propio personal del asegurador, que pudo, por ejemplo, falsificar el proceso de la reclamación o procesar dos veces, las reclamaciones genuinas, posiblemente en colusión con los proveedores deshonestos o cualquier combinación de lo antes dicho.

EL RIESGO MORAL:

Ocurre cuando la gente comienza a utilizar más de lo debido los servicios del seguro, solamente por el simple hecho de que ahora si están protegidos.

LA SELECCIÓN ADVERSA:

Ocurre cuando el perfil del riesgo de los asegurados del grupo es peor de lo que se esperaría en la población en general.

El riesgo moral, la selección adversa y el fraude existen en todos los tipos de seguro y son particularmente problemáticos en el seguro de salud debido a la naturaleza subjetiva de los mismos.

Por ejemplo, una mujer que sabe que está embarazada se incorporará a un esquema que tenga buenos beneficios de maternidad. Por tanto, las reclamaciones de tal asegurado harán que la prima media del grupo se dispare hasta las nubes con la consecuencia de que personas que no han utilizado los beneficios de la póliza podrán decir que el seguro es demasiado costoso y optar por salirse del microseguro.

Principales características para la fabricación del producto

  1. Aleatoriedad: La ocurrencia de la pérdida o del daño debe ser imprevisible.

2.Independencia del riesgo: Los riesgos individuales dentro de la colectividad tienen que ser independientes con respecto a su ocurrencia para no amenazar la estabilidad a largo plazo del seguro.

3.Existencia de interés asegurable: Para un individuo que se interesara en el seguro, la pérdida debe tener consecuencias financieras adversas. Las pérdidas potenciales deben ser altas comparadas con la prima pagada.

4.Inequívoco: El asegurador debe poder verificar las ocurrencia y el alcance de la pérdida del siniestro.

Finalmente, el período de oferta del paquete debe quedar bien definido. La mayoría de los microaseguradores utiliza el plazo de un año y se renueva el contrato con el cliente anualmente. Un período más corto de plazo no tiene sentido y sería antiselectivo, pues habrán personas que podrían agregarse al grupo en el momento en que saben que ya están enfermas.

DEFINIR EL PRECIO (NOTA TÉCNICA):

Para diseñar un producto que responda a las preferencias del cliente, se tiene que obtener información sobre lo que puede y quiere pagar y las formas preferidas del pago, además debe hacerse un estudio de la demanda.

Para realizar la mejor estimación de prima a cobrar, usando métodos actuariales, el asegurador debe primero definir la unidad asegurable, por ejemplo la familia para el caso de un seguro de salud.

El asegurador puede calcular la prima de riesgo agregando los gastos administrativos previstos, las reservas de contingencia. Hay que destacar que entre más grande es el número de asegurados de un colectivo más bajo es el gasto administrativo por póliza, sin embargo para que esto funcione se deben obtener datos confiables en cuanto a los costos de los servicios y de la frecuencia de la utilización.

Otro punto importante al definir el precio del producto es la forma de pago de primas a autorizar. Una persona de ingresos bajos prefiere pagar US$ 1 por semana más que pagar una prima anual de US$ 52. Lo pequeño de las primas y la preferencia de los clientes por pagos semanales es un verdadero reto a ser considerado y aceptado por los aseguradores. A continuación muestro una tabla conteniendo ejemplos de sumas aseguradas y tiempo de coberturas de los microseguros que actualmente se ofrecen en la India.

Ejemplo de primas

Cabe destacar que el número mínimo de miembros que comprende un grupo es de 20 asegurados.

Desde el punto de vista internacional, las primas varían de producto a producto y de compañía a compañía, dependiendo del país, los pagos van desde US$ 0.30 a US$ 2.00 mensuales aproximadamente. En algunos países como México, semanalmente se pagan entre US$ 2.00 y US$ 6.00 por ejemplo.

¿Por qué los aseguradores temen asegurar a personas de rentas bajas?

  • Primas bajas
  • Costes altos
  • La infraestructura deficiente o inexistente

¿Por qué el microseguro puede convertirse en un buen negocio?

  • Un vasto nuevo segmento para los aseguradores cuyos propios mercados están saturándose.
  • Los clientes de bajos ingresos de hoy son los clientes de altos ingresos del mañana.

Un elemento clave es cómo los empresarios han llevado a cabo la constitución y la operación de programas de microseguro.

Entre los principales canales de distribución figuran:

  1. Empresas de servicios públicos
  2. Instituciones microfinancieras
  3. Cooperativas
  4. Tiendas por departamentos
  5. Bancaseguros

Los estudios de casos apuntan a cuatro opciones institucionales:

  1. Modelo agente-socio
  2. Cooperativas ahorro y crédito
  3. Modelo de ventas directas
  4. Modelo basado en la comunidad

I.Modelo agente-socio (microfinancieras):

Este modelo implica a una compañía de seguros ya establecida que trabaja con un canal de distribución que sirve de manera activa a los clientes de rentas muy bajas. La compañía de seguros mantiene las reservas, fija las primas, supervisa las reclamaciones y gestiona la conformidad con los requerimientos regulatorios. La institución agente facilita la transferencia racional de riesgos, recursos y los conocimientos entre los sectores informal y formal.

Es un acuerdo favorable para las tres partes; para el asegurador porque le permite entrar en un mercado al que no podría acceder por sí mismo; para las microfinancieras permitiéndole poder proveer a miembros con mejores servicios con un riesgo bajo; y para los hogares con renta baja porque estos obtienen una protección valiosa a la que, de otra manera no tendrían acceso.

En este modelo existe la principal necesidad de una muy buena formación y adiestramiento del personal de campo (microfinancieras) para que pueda explicar mejor el seguro a sus clientes. El agente de seguros debe explicar la naturaleza anticipada de pago de primas y el pago de los siniestros después de que ocurren y también el por qué la prima no se puede regresar (al menos no completa) si no ocurre la enfermedad, por ejemplo. Es bien sabido que es difícil explicar la idea de pagos anticipados para servicios que quizás nunca puedan utilizarse.

En concreto, lo que le interesa al cliente es que el asegurador cumpla con sus obligaciones, al menos de dos formas:

1.Confianza en la buena voluntad de cumplir con sus obligaciones:

Un cliente potencial espera que el asegurador pague bien, completo, sin reducciones de ninguna especie y en forma expedita su reclamación.

2.Confianza en la capacidad de pagar sus obligaciones:

El cliente debe creer que habrá bastante dinero en las cajas del asegurador para pagar las reclamaciones en el largo plazo.

La calidad profesional de la información y el grado de confianza del grupo objetivo son los primeros desafíos a superarse en el proceso de ventas.

II.Cooperativas de ahorro y crédito:

Estas cooperativas ofrecen a menudo seguro de protección de préstamos para garantizar que la deuda se extinga con el deudor, de manera que un saldo de préstamo impagado no afecte negativamente ni a la familia sobreviviente ni a la institución que concedió el préstamo. También ofrecen seguro de vida con cobertura a los ahorros con el fin de fomentar el ahorro y algunas proveen seguro de vivienda, funerario, de incapacidad, de salud y en algunos pocos casos hasta responsabilidad civil, accidentes y automóviles.

No todos los países tienen un terreno de cooperativas lo suficientemente abonado para el microseguro. No obstante, la pequeña diferencia entre el seguro de cooperativas y el modelo de agente-socio ha supuesto una gran diferencia en el cumplimiento con el espíritu del microseguro. La calidad de propietario le da a la institución agente un derecho de intervención en cuanto al diseño y al funcionamiento del programa de seguros garantizando así que sigue siendo sensible a las demandas e intereses de los clientes.

Un punto mencionado en una sesión plenaria con el Banco Mundial fue que este modelo se consideró como muy importante en la lucha contra la pobreza por el hecho de que el desarrollo tiene que realizarse no para, sino, por los pobres, y que ellos deben tener derecho a intervenir en el diseño y la gestión de los programas.

III. Modelo de venta directa:

Las compañías de seguro también pueden dirigirse a los asegurados de rentas bajas de forma directa mediante agentes individuales que obtienen un salario o una comisión o ambas modalidades a la vez. Las aseguradoras prestan servicios para el mercado de personas de rentas bajas por su propia cuenta, es decir, sin el apoyo de donantes y sin asistencia técnica.

La venta directa ayuda a superar algunos de los problemas existentes en los dos modelos anteriores, donde puede darse el caso de que algunos aseguradores no puedan controlar suficientemente sus canales de distribución quedándose separados de este segmento del mercado. No obstante, esta ventaja para un asegurador lleva consigo costes más elevados de una nueva estructura de venta que sólo tiene una función de seguro, mientras que otros modelos implican basarse en una estructura de venta ya existente, de forma que los costes adicionales de transacción para el seguro son mínimos.

IV.Modelo basado en la comunidad:

En los países africanos subsaharianos, donde hasta un 90% de las personas trabajan en la economía informal careciendo incluso de las más mínima protección social, las comunidades de personas pobres se han agrupado para crear modelos de microseguro de salud. Estos modelos tienen carácter no lucrativo y la pertenencia como miembro es voluntaria.

Los asegurados pagan las primas por adelantado en un fondo y tienen derecho a determinados beneficios. La comunidad desempeña un papel importante en el diseño y la operación de este programa. Una red de apoyo pone a disposición asistencia técnica y la visión de conjunto general, mientras que negocia las tasas con uno o varios proveedores de prestaciones de salud.

Por ejemplo, existe un microseguro pensado para mujeres pobres con el fin de que puedan ganarse la vida en el sector informal de la economía, utilizando el mecanismo del pago de terceros y ofreciendo a sus 25,000 miembros una cobertura de un 70% de los gastos en salud a cambio de una prima de aproximadamente US$ 0.75 al mes.

OPERACIONES BÁSICAS DEL MICROSEGURO

Las operaciones básicas del microseguro se pueden resumir así :

  • El producto
  • El pago del siniestro
  • La comercialización

Los productos deben estar relacionados con los eventos que afectan a las personas en esta evolución, para tratar de salir de la pobreza; productos que sean tan incluyentes como sea técnicamente posible, o sea con un nivel mínimo de exclusiones.

La clave de estos productos es cómo cobrar la prima y la segunda es cómo pagar los siniestros, porque para que pueda funcionar una prima de uno o dos dólares los costos de transacción tienen que ser mínimos.

El pago debe ser muy rápido cuando ocurra un siniestro, porque los pobres si no tienen para salir del agujero en ese momento se van a ver inmersos en una serie de problemas que los van a perjudicar más y entonces el seguro no cumpliría su objetivo (resarcir el daño económico).

En la mayoría de los casos estos productos deben ir acompañados de alguna técnica que vaya educando a la gente en la utilización y en los beneficios que estos proporcionan.

Finalmente, los canales de comercialización que hay que utilizar para estos productos tienen que ser diferentes a los que se utilizan hoy en día en la industria aseguradora, la utilización de redes bancarias o redes de las microfinancieras que están mucho más extendidas que las bancarias, las redes comerciales y también nuevas redes de distribución basadas en una fuerza de intermediarios o en una fuerza de agentes distinta a la que existe en la actualidad.

EL ROL DEL REASEGURO

La administración de los microseguros debe considerar estrategias de educación y promoción de la prevención de riesgos en la población para disminuir la siniestralidad y los costos.

Adicionalmente, un programa de seguro exitoso a largo plazo debe considerar opciones de acumulación de capital que puedan garantizar niveles de sostenibilidad. La principal alternativa que aparece como posible es la cesión de riesgos a entidades reaseguradoras, y es probablemente la forma menos costosa y más eficiente.

Los reaseguros son una herramienta importante de administración para las compañías de seguros quienes los compran por las siguientes razones:

1)Administrar riesgos como catástrofes, reclamos por riesgos severos y para administrar patrones irregulares de reclamos.

2)Incrementar sus habilidades administrativas y actuariales a través del uso de los conocimientos del reasegurador.

3)Proveer excedentes o alivio de capital.

En situaciones de inicio de actividades, cuando la capacidad del microseguro es naciente, se podría requerir reaseguros más para ganar acceso a ayuda técnica que para la cesión de riesgo. Desde un punto de vista matemático, modelos de pérdida pueden ser desarrollados para ayudar a la gerencia a decidir sobre los niveles de reaseguro apropiados. Sin embargo, los modelos matemáticos son limitados cuando se desarrolla un nuevo producto, ya que nadie sabe el verdadero riesgo subyacente, pero generalmente los eventos con una alta probabilidad de ocurrir y con pagos bajos, requieren en la mayoría de los casos solamente reaseguro por catástrofes.

En conclusión, el reaseguro puede ser una herramienta valiosa para el desarrollo del microseguro y debería ser usado de forma apropiada para lograr los objetivos impuestos por la gerencia.

CONCLUSIONES

El desafío futuro está en crear esquemas de microseguros que sean sustentables en el largo plazo.

La sustentabilidad del esquema asegura acceso permanente a los servicios, bien sea que cubra sus costos con las primas futuras de renovación, de nuevos negocios o con el rendimiento de las inversiones.

Lograrlo dependerá del equilibrio entre tres objetivos principales:

  • Proveer una cobertura que cumpla con las necesidades de la población en cuestión.
  • Minimizar los costos de operación del asegurador.
  • Minimizar el precio (incluyendo los costos de transacción para el cliente) de forma que sea accesible.

Para que el diseño de los productos sea el más eficiente deben tenerse en cuenta las siguientes lecciones:

  • En lugar de amparar muchos riesgos de forma parcial, cubrir menos riesgos, pero de forma más completa.
  • Evitar pólizas cargadas con cláusulas adicionales y beneficios que son difíciles de reclamar.
  • Minimizar el número de exclusiones
  • Tener el mismo precio para todas las edades (siempre y cuando las sumas aseguradas sean pequeñas).

Si no se puede explicar un producto de forma sencilla en unas cuantas frases, entonces no tendrá éxito. Pero cuanto más fácil sean un producto, tanto más difícil será diseñarlo.

Basados en la experiencia del estudio de casos, realizado por la reaseguradora MUNCHENER, se sugieren tres categorías estratégicas para alcanzar la sustentabilidad de los microseguros.

1)Limitar los beneficios: Se sugiere fijar un máximo de suma asegurada, racionar los beneficios y enfocarse en la cobertura más conveniente de alto-costo y baja-probabilidad.

2)Enfocarse en la eficiencia: Centrarse en colectividades, usar primas bajas, apoyarse en sistemas de distribución baratos, controlar los costos y negociar por volumen.

3)Diversificar los ingresos: Realizar un estudio para optimizar el rendimiento de las inversiones, buscar subsidios del gobierno y excelente dirección y manejo del negocio.

RETOS Y EXIGENCIAS FUTURAS

Los principales retos y exigencias que pueden llegar a limitar la expansión del microseguro se dan desde cuatro puntos de vista:

1.Los clientes

2.Los proveedores

3.Las autoridades reguladoras y

4.El entorno

Los clientes:

Se resume en poder darles una educación efectiva, en cultivar los mercados de bajos ingresos en la cultura del seguro, en satisfacer la demanda no alcanzada con nuevos productos y lograr llegar a los más vulnerables.

Los proveedores (aseguradores):

El reto está en que estos construyan un staff capaz, tengan una fuerte gerencia, junto con una eficiencia consolidada, en encontrar el modelo correcto de negocios y canales de entrega del servicio prestado.

Las autoridades reguladoras:

El reto está en que quiten los obstáculos que puedan afectar a los microseguros, adoptar una agenda para el desarrollo del mercado, reconocer los esquemas informales, donde sea apropiado y desarrollar acercamientos sistemáticos y completos.

El entorno:

El reto está en mejorar las facilidades del cuidado de la salud, generar y usar datos claves del microseguro, fortalecer los mercados financieros, crear condiciones macroeconómicas estables y estar preparado para los riesgos catastróficos.

TRANSFORMAR LAS OPERACIONES DEL MICROSEGURO CON TECNOLOGÍA DE PUNTA

Otro tema final a considerar es aprovechar todas las oportunidades de automatización que puedan presentarse:

1.En la emisión de la póliza

2.En el proceso de cobranzas

3.En la reclamación de los siniestros

4.En los estudios actuariales y fijación de precios

5.En la educación y el entrenamiento

Emisión de la póliza:

Las oportunidades se presentan cuando los agentes puedan lograr hacer el envío, por internet, de las solicitudes del seguro y, en general, de todos los documentos necesarios para la emisión de la póliza; la cual, a su vez, puede automatizarse, enviándola por el mismo conducto. También, vía imágenes, imprimir la documentación y el registro de información de los asegurados.

Proceso de cobranzas:

Podemos mencionar las oportunidades de automatizar los listados por grupo de clientes, el envío y cancelación de recibos.

Reclamación de los siniestros:

Está la oportunidad de tener en línea los siniestros ocurridos, los pagados y los pendientes de pago para que los clientes puedan hacer un seguimiento de sus casos en la web. También, el acelerar el proceso de los siniestros y, sobre todo, de su pago vía Bancos locales o cajeros automáticos. Con ello, así mismo, se tendrá la oportunidad de tener records efectivos para procesos y estudios de siniestralidad basados en la propia experiencia.

Estudios actuariales y fijación de precios:

Como oportunidades para el área actuarial, se pueden encontrar las oportunidades de estudios de mortalidad y morbilidad, análisis de primas y verdaderas fuentes de información, que se podrán conjuntar para estudios a nivel nacional.

Educación y entrenamiento:

Finalmente, pero no por ello menos importante, se puede utilizar la automatización en establecer un staff de educación y entrenamiento a distancia, con servicios establecidos vía internet, que pueden convertirse en técnicas efectivas de educación al cliente y colaboradores.

Como cierre de las conclusiones, para asegurar a los que menos tienen, o tienen poco, se necesita que los aseguradores, las autoridades reguladoras, los hacedores de póliticas públicas y las organizaciones sociales trabajen muy de la mano con un propósito común y un espíritu inquebrantable.

  • Los aseguradores deberán esforzarse en comprender las necesidades cambiantes de los clientes y adaptar sus productos y servicios, de tal forma que mejoren la tasa de costo-beneficio para ellos.
  • Las autoridades reguladoras deben promover una agenda de desarrollo para los mercados a atender e incluir, pero buscando un adecuado balance entre la protección de los consumidores y la expansión del acceso al microseguro.
  • Los hacedores de políticas públicas necesitan crear un entorno que permita incluir la estructura necesaria para el microseguro.
  • Las organizaciones sociales, incluidas las ONG´s, cooperativas y organizaciones de trabajadores y otras asociaciones, pueden jugar un papel crítico en organizar a los trabajadores de la economía informal, que no tienen acceso a la protección social o a otros tipos de microseguros.

 

Fuente: Churchill, Craig (2009), Protegiendo a los pobres. Un compendio del microseguro, Ginebra: Munich Re Fundation, ILO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *